Tipos de vidrio más utilizados en la construcción hoy en día

Laminated-Glass-Laminate-Color-green-

Hoy en día Los dos tipos de vidrios de seguridad  más empleados en la construcción tanto a nivel comercial como residencial son el vidrio templado, el vidrio laminado y el vidrio de cámara  

A simple vista los vidrios son todos iguales. Una de las principales diferencias se presenta cuando un vidrio se rompe. Un vidrio crudo se rompe en trozos con puntas altamente filosas y peligrosas, por ello no puede colocarse en cualquier lado. El vidrio templado, en cambio, debido a un tratamiento térmico al que es sometido, se rompe en pequeñas partes sin filo. El laminado, que consiste en dos vidrios comunes unidos por una lámina plástica, al romperse sus partes permanece adherido a la mencionada lámina, sin desprenderse y evitando así el riesgo de generar accidentes. “Es importante que las personas revisen los vidrios de su hogar, consulten, prevengan, elijan y exijan
El templado es el tratamiento más convencional y consiste en calentar el Vidrio hasta una temperatura próxima a la de su reblandecimiento para, a continuación, enfriarlo bruscamente, haciendo incidir sobre su superficie aire más frío y a una presión controlada. De este modo la superficie del Vidrio se contrae rápidamente y queda sometida permanentemente a tensiones de compresión, mientras que el interior del vidrio queda sometido permanentemente a tensiones de tracción. Las intensidades de estas tensiones varían de acuerdo con la intensidad del gradiente térmico que se estableció en el momento de su enfriamiento, con lo que se pueden obtener vidrios templados o bien simplemente termoendurecidos.

Los Vidrios Templados presentan un notable aumento de la resistencia mecánica, una mayor resistencia al choque térmico y, por tanto, en general una mayor seguridad al uso. Se pueden realizar posteriormente manipulaciones de manufactura y serigrafiado.

Vidrio Laminado

Se obtiene al unir varias láminas simples mediante láminas interpuestas de butiral de polivinilo (PVB), que es un material plástico con muy buenas cualidades de adherencia, elasticidad, transparencia y resistencia. La característica más sobresaliente del Vidrio Laminado es la resistencia a la penetración, por lo que resulta especialmente indicado para usos con especiales exigencias de seguridad y protección de personas y bienes. Ofrece también buenas cualidades ópticas, mejora la atenuación acústica y protege contra la radiación ultravioleta.

Vidrio Templado-Laminado 

Es primero templar el Vidrio para poder proceder a su manufacturación y luego laminarlo. Lo que se pretende conseguir con esta combinación es reunir todas las cualidades que aportan ambos sistemas de tratamiento (mejor resistencia mecánica, mayor seguridad, realización de manufacturas, etc.). Este tipo de tratamiento combinado ofrece más resistencia mecánica y, por lo tanto, resulta más seguro.

Vidrio con Cámara 

Formado por dos o más laminas, separadas entre sí por una cámara de aire o algún otro gas deshidratado. La separación entre las láminas la proporciona un perfil de aluminio hueco en cuyo interior se introduce el producto deshidratante. El conjunto permanece totalmente estanco gracias a un sellado que actúa de barrera contra la humedad. El segundo sellante asegura la adherencia entre las dos láminas y la integridad del conjunto. El conjunto presenta un bajo coeficiente de transmisión, lo cual disminuye mucho las pérdidas de calor con respecto los Vidrios monolíticos. Por otra parte, la superficie interior del acristalamiento doble permanece siempre a una temperatura próxima a la de la habitación, aumentando así la sensación de confort para las personas que permanezcan junto a la ventana y disminuyendo también el riesgo de condensaciones superficiales en régimen de invierno.

No hay comentarios

Los campos marcados con * son obligatorios